¿Qué son los ácidos grasos omega 6?

 

Los ácidos grasos polinsaturados pertenecen 2 tipos de series: la familia de los omega 6, cuyo precursor metabólico es el ácido linoleico (AL) del cual deriva el ácido araquidónico y los omega derivados del ácido linolénico (AAL) del cual se forman los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA). Estos ácidos grasos son definidos como “esenciales”, dado que en los humanos no es posible sintetizarlos y deben ser ingeridos en la dieta.
Los ácidos grasos Omega-6 se encuentra en aceites vegetales, como aceites de soya, maíz y girasol.

Dr. Alfredo Nassif Hadad. (2009).

 

¿Cuál es su clasificación?

 

Los dos principales ácidos grasos omega-6 son el linoleico y araquidónico, pueden formar parte de los triacilgliceroles que se consumen a través de la dieta.

El LA, es un ácido graso esencial e indispensable para nuestro sistema, esto debido a que no pueden ser biosintetizados en el organismo humano, de ahí su importancia de incluirlos en la dieta diaria.

Coronado Herrera Martha et al. (2006).

 

Funciones

 

Los ácidos grasos omega-6 y omega-3, son vitales componentes estructurales de las membranas celulares del cuerpo que afectan a la fluidez, flexibilidad, permeabilidad y actividad de las enzimas ligadas a la membrana.

Los omega 6 desempeñan un papel importante en distintas patologías, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el cáncer o los procesos relacionados con el envejecimiento.

Estas funciones están íntimamente relacionadas con las que realizan los ácidos grasos omega 3, de tal forma que la proporción entre ellos en la dieta es fundamental para que ambos realicen correctamente sus funciones.

Castro Mego Ethel. (2018).

 

¿Cuánto omega 6 necesito?

 

 

Recomendaciones

 

El Instituto de Medicina (IOM) revisó la evidencia para los requerimientos de grasa alimentaria con base a esto, recomendó que entre el 5% y el 10% de las calorías totales deben provenir del ácido graso linoleico omega-6, esto para tener beneficios sobre la enfermedad cardiaca coronaria (ECC). Una vez cumplidos los 50 años se debe reducir el porcentaje de este.

Cortez. (2017).

 

Beneficios

 

Los ácidos grasos insaturados tienen muchos beneficios para el ser humano y una de sus principales ventajas, es cuidar el corazón y la salud cardiovascular. El omega-6 mejora el colesterol de las personas y establecen un equilibrio en el nivel de los triglicéridos. Tanto Omega 3 y 6 cumplen esta función.

Además de ser cardiosaludables cuando tomas alimentos o cápsulas, es bueno para el pelo, le da vigor y fuerza, gracias a la mejora de los niveles del flujo sanguíneo en los folículos pilosos.

Ambos ayudan a prevenir el dolor y regular el periodo menstrual. Estimula a un mejor funcionamiento del aparato reproductor femenino, así como el masculino. Gracias a que hay un mayor flujo sanguíneo, algunos hombres pueden beneficiarse en casos de impotencia y debilidad genital. En este aspecto hay diferentes preparados y aceites que incluyen este ácido graso poliinsaturado. De igual manera, activa la circulación sanguínea y ayuda a mejorar la salud del corazón. Es recomendable para personas diabéticas, esto debido a que mantiene estable el nivel de insulina en sangre.

Castro Mego Ethel. (2018).

 

 

 

¿Qué alimentos proporcionan omega 6?

 

Usted puede obtener cantidades adecuadas de omega-6 consumiendo una variedad de alimentos, incluyendo:

  • Aceites vegetales (onagra, girasol, maíz, soja, sésamo y cártamo)
  • Semillas de chía
  • Cierta cantidad de carne roja
  • Comer pollo y aves
  • Huevos
  • Frutas como las grosellas.

 

   

 

 

 

Referencias